Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FacebookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.buscador.com.mx/ >Historia>Otras Biografías del Mundo>Dmitri Mendeléyev
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Dmitri Mendeléyev

Dmitri Ivánovich Mendeléyev nació el 8 de febrero de 1834 en Tobolsk, histórica capital de Siberia, tuvo que sobrevivir en una gran familia con escasos recursos económicos. Era el menor de, al menos, 17 hermanos. Su padre quedó ciego en el mismo año en el que su último vástago vino al mundo, perdiendo así su trabajo y falleciendo años más tarde; mientras que su madre regentaba una fábrica de vidrios, hasta que un incendio acabó con el negocio. En lugar de por una reconstrucción, decidió apostar todos sus ahorros a la educación de su hijo Dmitri, que ya desde muy pequeño apuntaba maneras, y se trasladaron a Moscú para que siguiese progresando en los estudios.

No todo fue fácil. A pesar de su pericia e inteligencia, Dmitri Mendeléyev fue rechazado por la Universidad de Moscú, debido a la política que seguía el centro de no admitir a nadie que no hubiera nacido en la propia ciudad. Este reto que se le presentó en el camino fue superado. Finalmente terminó su carrera en San Petersburgo.

Una vez terminados sus estudios fue becado por la Universidad de Heidelberg donde conoció a los químicos Stanislao Cannizzaro y Gustav Kirchhoff, entre otros, con quienes realizó numerosas investigaciones sobre la masa atómica o el artículo «La cohesión de algunos líquidos y sobre el papel de la cohesión molecular en las reacciones químicas de los cuerpos».

La suerte nunca le acompañó, y tras terminar sus estudios volvió a toparse con otra piedra en su camino. Mendeléyev fue diagnosticado de tuberculosis e inmediatamente enviado hasta la península de Crimea para curarse de sus dolencias. Mientras se recuperaba, decidió seguir formándose por su cuenta y trabajó como profesor de ciencias.

Entre sus trabajos destacan los estudios acerca de la expansión térmica de los líquidos, el descubrimiento del punto crítico, el estudio de las desviaciones de los gases reales respecto de lo enunciado en la ley de Boyle-Mariotte y una formulación más exacta de la ecuación de estado. En el campo práctico destacan sus grandes contribuciones a las industrias de la sosa y el petróleo de Rusia.

Sin embargo, su principal investigación fue la que concluyó con la enunciación de la ley periódica de los elementos químicos, más conocida como Tabla Periódica, y que se basó en el sistema periódico que recibe su nombre. Con dicha tabla, Dmitri Mendeléyev consiguió realizar una clasificación definitiva de los elementos.

Dmitri Mendeléyev tuvo un revelador sueño la noche del 16 de febrero de 1869. Vio todos los elementos químicos dispuestos de forma ordenada en una tabla a la que hoy llamamos periódica. «Vi una tabla en la que los elementos encajaban en su lugar. Al despertar, tomé nota de todo en un papel». Es posible. Pero de lo que no hay duda es de que la tabla es el fruto de la ejecución de cientos de solitarios químicos, a los que el químico jugaba en sus largos viajes en tren por Rusia. Barajaba las fichas con las propiedades de los distintos elementos, tratando de encontrar un orden que finalmente, anestesiado en su subconsciente, se le reveló en sueños.

El logro de Mendeléyev se basa en la organización de los elementos según su masa atómica, dividiendo por columnas aquellos que tuvieran algo en común. El químico alteró el orden de masas cuando era necesario para ordenarlos según sus propiedades y, guiado por su intuición, dejó huecos para la posible existencia de elementos desconocidos hasta ese momento y que se extiende hasta la actualidad.

Dmitri Mendeléyev estuvo a punto de conseguir un Premio Nobel, una circunstancia que finalmente se le resistió. El Comité Nobel de Química recomendó a la Academia Sueca de Ciencias que el máximo galardón se le concediera al creador de la tabla periódica y, a pesar de que son muy pocas las ocasiones en las que la Academia ignora las recomendaciones del Comité, desafortunadamente esta fue una de ellas. Las malas lenguas aseguran que el culpable tiene nombre y apellidos. Svante Arrhenius, un científico sueco que ya había ganado el galardón de física en el año 1903, que tenía una gran influencia sobre los encargados de decidir el vencedor y que guardaba gran rencor hacia Mendelèyev. Un año después de que se truncara ese reconocimiento a su labor, el científico murió.

En Rusia nunca reconocieron sus méritos de forma oficial debido a sus ideas liberales, por lo que no le admitieron en la Academia Rusa de las Ciencias.

Sin embargo se nombró mendelevio (Md) en su honor al elemento químico de número atómico 101, en 1955.

Murió el 2 de febrero de 1907 considerado un genio de su tiempo, habiendo dedicado su vida a la ciencia y aplicando sus estudios en campos cotidianos de la vida.

El 8 de febrero del 2016, Google celebra el 182.° aniversario del nacimiento de Dmitri Mendeléyev, químico ruso creador de la tabla periódica de los elementos.
El doodle es una imagen del científico sosteniendo el símbolo del azufre (S, del latín sulphur), y con parte del patrón subyacente de fondo, es como el buscador conmemora así el aniversario del químico.

Fuente:
http://www.lavozdegalicia.es/
http://www.abc.es/
http://elpais.com/
http://www.biografiasyvidas.com/
http://www.astromia.com/

Nettie Stevens | Wilbur Scoville

Otras Biografías del Mundo
Historia

Zona de comentarios


Política de Privacidad Contacto