Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.buscador.com.mx/ >Historia>Sigmund Freud>
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Sigmund Freud

Sigismund Schlomo Freud mejor conocido como Sigmund Freud, nació el 6 de mayo de 1856 en Príbor, Moravia, Imperio austríaco (actualmente República Checa) en el seno de una familia judía. Fue médico y neurólogo austriaco, fundador del psicoanálisis y una de las mayores figuras intelectuales del siglo XX.

Cuando apenas tenía tres años, su familia, huyendo de los disturbios antisemitas que entonces se producían en Freiberg, se trasladó a Leipzig. Poco tiempo después, la familia se instaló en Viena, donde Freud residió la mayor parte de su vida. En la familia, Freud era el único que tenía su propia habitación para estudiar, posiblemente esto haya favorecido el hecho de que siendo joven se leyera todas las obras de William Shakespeare.

En 1865, a sus nueves años, el pequeños Sigmund ingreso en le Gymnasium, la escuela en la que se impartían la enseñanza media y secundaria.
A los dieciséis años, uno ante de terminar el Gymnasium, Freud volvió a visitar Freiberg, la ciudad en la que nació. A comienzo del año siguiente, 1873, rindió la Matura, el examen final, oral y escrito, que todos los estudiantes debían aprobar para concluir la escuela secundaria. Durante un cierto tiempo, Freud jugó con la idea de estudiar leyes, lo que le habría posibilitado tal vez hacer una carrera en la política. Sin embargo, a último momento optó por la medicina.

A pesar de que su familia atravesó grandes dificultades económicas, sus padres se esforzaron para que obtuviera una buena educación y en 1873, cuando contaba con 17 años, Freud ingresó en la Universidad de Viena. Inspirado por las investigaciones científicas del poeta alemán Goethe, sintió un vehemente deseo de estudiar ciencias naturales y de resolver alguno de los retos que en aquel momento afrontaban los investigadores de su tiempo. En 1877, abrevió su nombre de Sigismund Freud a Sigmund Freud.

Durante el tercer curso, Freud comenzó a investigar sobre el sistema nervioso central de los invertebrados, en el laboratorio de fisiología, fue asistente del profesor E. Brücke en el Instituto de Fisiología de Viena entre 1876 y 1882. En 1880 conoció al que sería su colaborador Joseph Breuer. En 1883, presionado por Brücke, se vio obligado a abandonar la investigación teórica. Así, Freud estuvo tres años en el Hospital General de Viena, dedicándose sucesivamente a la psiquiatría, la dermatología y los trastornos nerviosos. En 1884 se le encargó un estudio sobre el uso terapéutico de la cocaína y, no sin cierta imprudencia, la experimentó en su persona. No se convirtió en un toxicómano, pero causó algún que otro estropicio, como el de empujar a la adicción a su amigo Von Fleischl al tratar de curarlo de su morfinomanía, agravando, de hecho, su caso. En los círculos médicos se dejaron oír algunas críticas y su reputación quedó un tanto ensombrecida.

En 1885, tras su designación como profesor adjunto de Neuropatología en la Universidad de Viena, dejó su trabajo en el hospital. A finales del mismo año, recibiría una beca del gobierno para estudiar en París diecinueve semanas junto al neurólogo Jean Martín Charcot, que a la sazón trabajaba en el tratamiento de ciertos trastornos mentales mediante la hipnosis, en el manicomio de Salpêtrière del que era director. Y fue allí donde pudo observar cómo unas mujeres paralíticas con un síndrome histérico, se levantaban durante las sesiones de hipnosis de Charcot. Comprueba que hay un nivel mental que sigue funcionando en el inconsciente, incluso estando bajo los efectos de la hipnosis. Los estudios de Freud con Charcot, centrados en la histeria, encauzarían definitivamente sus intereses hacia la psicopatología, el estudio científico de las enfermedades mentales.

En 1886 Freud se estableció como médico privado en Viena, especializándose en los trastornos nerviosos. Ese mismo año se casa con Martha Bernays, originaria de Hamburgo, a la que había conocido cuatro años antes y con quien tuvo seis hijos, tres niños y tres niñas, la menor de las cuales, Anna, nacida en diciembre de 1895, habría de convertirse en psicoanalista infantil. Volvería a París en 1889, para asistir al Primer Congreso Internacional de Hipnotismo, y dos años después se mudó con su familia a la que hoy es su casa museo en Viena, en el número 19 de la calle Bergasse.

Su trabajo inicial sobre psicopatología fue Sobre la afasia (1891); donde desarrollaba un estudio sobre este trastorno neurológico en el que la capacidad para pronunciar palabras o nombrar objetos comunes se pierde. Su último trabajo sobre neurología, fue un artículo, "Parálisis cerebrales infantiles", escrito en 1897. Sus siguientes trabajos se inscriben en lo que él mismo había bautizado como psicoanálisis en 1896.

Freud lograría pronto cierto renombre como curador de la histeria, patología que ilustró en su ensayo Estudios sobre la histeria (1893), elaborados con la colaboración del médico vienés Josef Breuer, que también tenía una consulta en Viena, es cómo Freud hizo su paso hacia el Psicoanálisis. Breuer trataba una paciente, Anna O. que tenía desmayos, taquicardias y problemas cutáneos, pero gracias a la hipnosis estos síntomas se iban reduciendo e incluso desaparecían. Lo que producía dichos problemas en la paciente fueron los abusos sexuales que sufrió en su infancia por un familiar. Fue a partir de aquí que Freud dijo que detrás de cada problema psicológico existe también otro problema sexual.

La consumación del cambio en el quehacer de Freud, pues en dicha obra vislumbró los síntomas de la histeria como manifestaciones de energía emocional no descargada, asociada con traumas psíquicos olvidados.

Freud sumió a sus pacientes en un estado hipnótico para forzarlos a recordar y revivir la experiencia traumática que originó sus trastornos, para así descargar por medio de la catarsis, las emociones causantes de los síntomas, pero pronto comprobó que las "curas" así logradas eran temporales.

De 1895 a 1900, época en la que desarrolló muchos de los conceptos incorporados tanto a la práctica como a la doctrina psicoanalítica, Freud abandonó la hipnosis para reemplazarla por la “asociación libre”, una investigación del curso espontáneo de pensamientos del paciente para comprender sus procesos mentales inconscientes, y gracias al cual descubrió el reino inconsciente de la vida psíquica.

Fue fundamentalmente esta exploración de la vida psíquica inconsciente de sus pacientes lo que lo inspiró para crear el psicoanálisis, realización primordial de Freud y puntal de su fama. El psicoanálisis es a la vez un método terapéutico y una teoría de la personalidad.

Llegados a este punto (1896-97), Breuer y Freud acabaron por separarse. Había nacido el psicoanálisis freudiano, entendido como técnica de exploración del subconsciente, psicoterapia y teoría psicológica general.

Su obra más importante fue La interpretación de los sueños (Die Traumdeutung, 1900). En ella analiza (además de algunos sueños de sus pacientes, amigos, hijos, e incluso de personajes famosos) muchos de sus propios sueños, registrados durante tres años de autoanálisis iniciados en 1897. Este trabajo expone todos los conceptos fundamentales en que se asientan la teoría y la técnica psicoanalítica. En 1902 Freud fue nombrado profesor titular de la Universidad de Viena. Este honor no era, sin embargo, debido al reconocimiento de sus aportaciones, sino como resultado de los esfuerzos de un paciente con influencias. El mundo médico todavía contemplaba su trabajo con hostilidad, y sus siguientes escritos, Psicopatología de la vida cotidiana(1904) y Tres ensayos para una teoría sexual (1905), aumentaron el rechazo de sus colegas, lo que lo llevó a trabajar virtualmente solo, en lo que él mismo denominó “una espléndida soledad”. Mal interpretadas, las teorías sexuales de Freud cimbraron a la sociedad victoriana que cubría las patas de los pianos porque parecían piernas femeninas, y sacudió las mentes conservadoras de quienes entendieron la sexualidad como genitalidad.

Para Freud la mente tiene tres subsistemas: el consciente o lo que estamos pensando, el preconsciente que es lo que no hay en el consciente, pero en cualquier momento puede estarlo y el inconsciente que se encuentra oculto y nuestra mente no permite que aflore, sólo sale a través de los sueños, de los errores que cometemos sin querer, de las asociaciones libres o bajo hipnosis. Dijo que los procesos psíquicos son en sí mismo inconscientes y que los procesos conscientes no son sino actos aislados o fracciones de la vida anímica total. Esta afirmación está relacionada con el segundo principio donde determinados impulsos instintivos los clasifica de impulsos sexuales. Según Freud la líbido es la fuerza impulsiva que representa el instinto sexual, la energía relacionada con todas las emociones que denominamos con el término amor. La evolución de la líbido en el hombre pasa por cuatro fases desde su nacimiento: oral, sádica, anal y fálica.

Otro esquema mental que describe Freud es a partir de tres instancias denomionadas Ello, Yo y Super-Yo. De todas ellas, la parte más profunda de la psique es el Ello, en el cual radica todo lo heredado, los impulsos instintivos y predomina el "principio del placer". Es inconsciente en su totalidad. El Yo es el "principio de realidad", es consciente y tiene la función de la comprobación de la realidad, así como la regulación y control de los deseos e impulsos provinientes del Ello. Más adelante, el Yo da lugar al nacimiento del Super-Yo, que es el representante interior de la autoridad y normas de los padres, así como de la educación recibida y de la sociedad en general, tiene un campo inconsciente con algo consciente.

Mediante el análisis de los sueños desarrolló teorías sobre la sexualidad infantil y el complejo de Edipo. Trabajó además la teoría de la transferencia, proceso por el que las actitudes emocionales, establecidas originalmente hacia las figuras de los padres durante la infancia, son transferidas en la vida adulta a otros personajes.

La teoría de Freud del desarrollo de nuestra personalidad está centradas en los efectos del placer sexual que experimentamos los seres humanos. Las areas de nuestro cuerpo tales como la boca, el ano y las zonas genitales afectan nuestro caracter y personalidad en algun punto de nuestras vidas.

Freud es el autor de las etapas psicosexuales en el individuo y estudió profundamente la mente humana, interpretó los sueños y ahondó en sus estudios en el conciente, subconciente y el inconciente.

Su teoria sobre las etapas psicosexuales del ser humano ha sido de inspiracion a muchos otros teoristas que vinieron despues de Freud, entre ellos, Jean Piaget, Erickson y B.F. Skinner.

Hacia 1906, contaba con un reducido número de alumnos y seguidores destacando los psiquiatras austriacos William Stekel y Alfred Adler, el psicólogo austriaco Otto Rank, el psiquiatra estadounidense Abraham Brill, y los psiquiatras suizos Eugen Bleuler y Carl Jung, además del húngaro Sándor Ferenczi, que se unió al grupo en 1908.

En 1910 se crea una organización de ámbito mundial denominada Asociación Psicoanalítica Internacional. Tras el comienzo de la I Guerra Mundial, Freud abandonó casi la observación clínica y se concentró en la aplicación de sus teorías a la interpretación psicoanalítica de fenómenos sociales, como la religión, la mitología, el arte, la literatura, el orden social o la propia guerra.

En los años en que escribió “El malestar de la cultura”, escrito en el que abordó el tema de la muerte y la búsqueda del hombre por la inmortalidad. En 1923 se le detectó un cáncer en la mandíbula que precisó de un tratamiento constante y doloroso, por el que tuvo que someterse a varias operaciones quirúrgicas. A pesar de estos sufrimientos, continuó su actividad durante los dieciséis años siguientes, escribiendo principalmente sobre asuntos filosóficos o culturales.

Cuando los nazis ocuparon Austria, en 1938, Freud se trasladó con su familia a Londres, donde falleció el 23 de septiembre de 1939, dejando, entre otras, importantes obras como Tótem y Tabú (1913), inspirada en el evolucionismo biológico de Darwin y el evolucionismo social de Frazer, había dado testimonio de hasta qué punto consideró que la importancia primordial del psicoanálisis, más allá de una eficacia terapéutica que siempre juzgó restringida, residía en su condición de instrumento para investigar los factores determinantes en el pensamiento y el comportamiento de los hombres. Más allá del principio del placer (1920), Psicología de masas (1920), El yo y el ello (1923), El malestar en la cultura (1930), El porvenir de una ilusión (1927), Introducción al psicoanálisis (1933), y Moisés y el monoteísmo (1939).

El 6 de Mayo del 2016, Google festeja los 160 años del nacimiento de Sigmund Freud, el padre del psicoanálisi.

El doodle de Google representa un iceberg que simboliza lo profundo y oscuro de la mente humana. Como se recuerda, Sigmund Freud fue un estudioso del subconsciente humano, el cual está lleno de deseos, sentimientos y traumas reprimidos.

Zona de comentarios


Política de Privacidad Contacto