Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FacebookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.buscador.com.mx/ >Historia>Biografías de México>Guillermo Prieto
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Guillermo Prieto

Nació el 10 de febrero de 1818 en la Ciudad de México, hijo de José María Prieto Gamboa y Josefa Pradillo y Estañol.
Pasó su niñez en el Molino del Rey, a un lado del Bosque de Chapultepec, donde su padre, José María Prieto Gamboa, administraba el molino y la panadería.
Con la muerte de su padre y quebrantada la salud mental de su madre, Guillermo Prieto queda prácticamente desamparado a la edad de 13 años.

Don Andrés Quintana Roo, al darse cuenta de que Guillermo posee una clara inteligencia, se convierte en su protector.
Su benefactor le ayuda a obtener un trabajo en la aduana, lo que le permite a Guillermo continuar sus estudios en el Colegio de San Juan de Letrán.

En 1836, bajo la dirección de Andrés Quintana Roo, fundó la Academia de Letrán junto con Manuel Toussaint, y los hermanos José María y Juan Lacunza, cuya característica primordial, era la "tendencia a mexicanizar la literatura".
Sus primeras poesías fueron publicadas en el Calendario de Galván y en la revista El Mosaico Mexicano durante 1837.

Comenzó su carrera de periodista como redactor del Diario Oficial en la época de Anastasio Bustamante. Luego ingresó en El Siglo Diez y Nueve, donde se inició como crítico teatral. Colaboró también en el Monitor Republicano. Fundó, con Ignacio Ramírez, el periódico satírico Don Simplicio en 1845.

Desde muy joven se afilió al Partido Liberal, y siempre criticó el gobierno de Antonio López de Santa Anna.
Escribió para El Monitor Republicano en 1847 y para El Álbum Mexicano en 1849. Fue Ministro de Hacienda con Mariano Arista (14 septiembre de 1852 al 5 de enero de 1853), al encontrarse en Guanajuato, se adhirió al Plan de Ayutla.
Al terminar la Revolución de Ayutla, fue nombrado administrador general de Correos y fue ministro de Hacienda de Juan Álvarez (6 de octubre al 6 de diciembre de 1855). Participó como diputado del Congreso Constituyente que elaboró la Constitución de 1857. Una vez consumado el golpe de Estado contra el gobierno de Ignacio Comonfort, propiciado por Félix Zuloaga con el Plan de Tacubaya, se unió a la causa liberal de Benito Juárez.

En Guanajuato, Juárez lo nombró ministro de Hacienda, cargo que ejerció en el gobierno republicano itinerante, durante la Guerra de Reforma.

¡Alto! ¡Los valientes no asesinan!, fueron las palabras con las que Don Guillermo Prieto se interpuso entre un grupo de sublevados, salvándole la vida a Don Benito Juárez, símbolo de la defensa y restitución de la República.

El 11 de abril de 1858 se embarcó se embarcó en el puerto de Manzanillo junto con Juárez y su gabinete en el vapor John L. Stephens para a través del Canal de Panamá, dirigirse a La Habana y Nueva Orléans. Después se embarcaron en el vapor Tennessee, con destino al puerto de Veracruz. En San Juan de Ullúa se estableció el gobierno republicano de Juárez. Guillermo Prieto participó en la emisión de las Leyes de Reforma.

Al terminar la Guerra de Reforma, continuó ejerciendo su nombramiento de ministro de Hacienda y fue diputado federal de 1861 a 1863. Separado de su cargo como ministro, acompañó a Juárez hacia el Paso del Norte.

En 1866 apoyó a Jesús González Ortega en sus pretensiones de dar término al período presidencial de Juárez y asumir el cargo, pero éste negó la realización del cambio de gobierno por encontrarse en tiempos de guerra. Debido a este motivo, González Ortega y Guillermo Prieto se exiliaron a Estados Unidos. Una vez restaurada la República, Prieto regresó a México y fue elegido diputado federal durante cinco legislaturas sucesivas de 1867 a 1877.

Durante el porfiriato fue diputado durante nueve legislaturas seguidas de 1880 a 1896.

En 1890 el periódico La República abrió un concurso para determinar quién era el poeta más popular, el escrutinio favoreció a Prieto. Usó en sus escritos frecuentemente el seudónimo de "Fidel". Nombrado por Ignacio Manuel Altamirano "El Poeta mexicano por excelencia" y también "El poeta de la Patria".

Literalmente adscrito al romanticismo, es autor de numerosos artículos costumbristas publicados en El Siglo XIX y recopilados en Los San Lunes de Fidel (1923). Sus Memorias de mis tiempos son una sustanciosa crónica de la vida social, política y literaria del siglo XIX mexicano.
Además de textos sobre historia nacional, compuso El alférez (1840), Alonso de Ávila (1842) y El susto de Pinganillas (1843), entre otras.

Su obra poética se divide en composiciones patrióticas y versos populares inspirados en el folclore. El Romancero, Romance de Iturrigaray, Musa Callejera (1883). Completan su producción poética Poesías Escogidas (1877) y Versos Inéditos (1879). Su estilo se caracteriza por el desaliñado y el tono popular.

Escritor mexicano, novelista, cuentista, poeta romántico popular, cronista, periodista, ensayista y político, ocupó diversos cargos en el gobierno, le tocó vivir las épocas de la Independencia, la guerra de Texas, la Intervención Francesa y el Imperio de Maximiliano.

Vivió en Cuernavaca durante sus últimos años debido a que sufrió una lesión cardíaca.
Regresó a la capital para asistir a los funerales de su hijo.
Murió en Tacubaya, D.F., el 2 de marzo de 1897 en compañía de su segunda esposa Emilia Golard.
Los restos de este valiente y honesto liberal reposan en la Ronda de los Hombres Ilustres.

Ponciano Arriaga | Felipe Ángeles

Biografías de México
Historia

Zona de comentarios


Política de Privacidad Contacto