Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FacebookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.buscador.com.mx/ >Historia>Biografías de México>Lucas Alamán
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Lucas Alamán

Lucas Ignacio José Joaquín Pedro de Alcántara Juan Bautista Francisco de Paula Alamán y Escala nació el 18 de octubre de 1792 en Guanajuato, Guanajuato. Fue descendiente de una de las familias de abolengo más ricas y conservadoras de esa región.

Inició sus estudios en el Colegio de la Purísima Concepción, para después trasladarse a la Ciudad de México, donde realizó una parte importante de sus estudios de Minerología en el Real Seminario de Minas, en el que obtuvo el título de perito en Minas en 1814. Posteriormente partió hacia Europa; en España, Alemania, Suiza y Prusia, profundizó sus estudios en expliración de minas. En la Universidad de Gottinga estudió el griego, mientras que en París lo hizo con la química y las ciencias naturales.

De regreso a México, fue designado Secretario de la Junta de Salud Pública.
En 1821 fue nombrado diputado a las cortes de España por la provincia de Guanajuato, por lo que, viajó de nuevo a la península iberica, donde público su famoso ensayo sobre las causas de la decadencia de la minería en la Nueva España, al tiempo que elaboró un dictamen sobre el importante ramo de la minería, que fue aprobado por unanimidad y trasformado en decreto por al Junta Gobernativa del imperio de Iturbide.

Su brillante actuación en la metrópoli, donde además defendió el plan del conde de Aranda respecto a los tronos que habrían de erigirse en México, Perú y Nueva Granada para los infantes de la casa real española y que convertirían en emperador al rey de España, hizo que se le ofreciera un puesto justo en el momento en que Méxicoproclamaba su independencia. Pero Alamán rehusó para continuar su periplo por Europa.
En 1822 se trasladó nuevamente a Francia y Gran Bretaña. En este último país fundó la "Compañía Unida de Minas", que contó con un capital muy importante para la época: seis millones de pesos.

Volvió a México hasta marzo de 1823, en el momento en que el imperio de Iturbide había caído y su lugar había sido ocupado por una Junta Provisional de Gobierno integrada por Nicolás Bravo, Pedro C. Negrete y Mariano Michelena. Debido a sus valiosos antecedentes de trabajo en el extranjero, a sus treinta años de edad Alamán fue designado ministro de Relaciones Interiores y Exteriores por esa Junta. En ese cargo trató de fijar los límites entre México y Estados Unidos conforme al Tratado Adams-Onís y se opuso a la colonización de Texas; promovió el acercamiento con los países hispanoamericanos frente al expansionismo norteamericano. Desempeñó ese cargo hasta septiembre de 1825, y además de las tareas gubernativas, se dedicó a la organización del Archivo General de la Nación, y a establecer el Museo de Antigüedades e Historia Natural. Asimismo, logró para México el reconocimiento de Inglaterra y promovió en el Congreso el reconocimiento de Guatemala.

Regresó a la vida privada, a hacerse cargo de la "Compañía Unida de Minas" y de la primera fábrica de fundición en México; también fue nombrado por el duque de Terranova y Monteleone, como encargado para la administración de sus bienes en la República, que consistían en el antiguo marquesado del Valle de Oaxaca.

Alamán regresó a la vida pública cuando el presidente interino José María Bocanegra, fue depuesto por el general Anastasio Bustamante en diciembre de 1829, la presidencia de la República recayó en el presidente de la Suprema Corte de Justicia don Pedro Vélez, y en dos asociados, Luis Quintanar y Lucas Alamán, de acuerdo al "Plan de Jalapa" en 1829.

La Junta fue disuelta cuando Bustamante ascendió a la presidencia de la República, pero el nuevo mandatario nombró a Alamán ministro de Relaciones, en el que fungió de enero de 1830 a mayode 1832. En esa etapa Alamán desarrolló una intensa como importante labor: logró la delimitación de la frontera con los Estados Unidos, así como la declaración de libertad a los esclavos negros fugitivos de país del norte, que lograban pasar a territorio mexicano. Asimismo logró establecer una relación pacífica con Guatemala.

Su labor no se limitó a las actividades políticas, sino que se extendió a las actividades económicas: fomentó la industria textil algodonera en la zona de Veracruz, Puebla y Guanajuato; apoyó la diversificación ganadera para la obtención de lana, introduciendo a México ganado extranjero; también fundó escuelas de artes y agricultura. En esa misma época, en 1830, a iniciativa suya se fundó el "Banco de Avío", con el que se buscaba fomentar la industria. Nacido con un capital de un millón de pesos, el banco funcionó mientras Alamán fue ministro de Relaciones; empero, a partir de 1832 el banco dejará de recibir apoyo político y comenzará su declive debido a los préstamos forzosos del gobierno federal, lo que lo llevará a su desaparición en 1842.

Tras el asesinato de Vicente Guerrero, Alamán fue detenido por Juan Álvarez, acusado de haber participado en la preparación del crimen. Tras una buena defensa, fue absuelto de tal acusación en 1834. También fue diputado y ministro de Relaciones Exteriores en algunos periodos de los gobiernos del general Antonio López de Santa Anna. Asimismo, trabajó con José María Luis Mora en diversos proyectos, base de la reforma científica educativa del presidente Valentín Gómez Farías en 1833. Fue Director de la Junta de Fomento de la Industria (1839- ). Alamán también fue un participante destacado en la fundación del Partido Conservador. Desde ahí pugnó a favor de las ideas monárquicas, por lo que se convirtió en el crítico más relevante de la independencia mexicana.

En la mayor parte de la década de 1840, se dedicó principalmente a escribir la historia de México desde la perspectiva de un conservador. Sus principales obras fueron "Disertaciones sobre la Historia de la República Mexicana" en tres volúmenes escritos y publicados de 1844 a 1849, y sus cinco volúmenes de "Historia de México", desde los primeros movimientos que prepararon la independencia en el año de 1808 hasta la época presente escritos y publicados en México de 1849 a 1852.

En 1849 ganó, por el Partido Conservador, las elecciones para presidir el Ayuntamiento de la Ciudad de México del 22 de julio al 2 de diciembre. Además colaboró en diversas publicaciones de filiación conservadora, tales como "El Tiempo" y "El Universal". En sus artículos expuso opiniones tan polémicas como su propuesta de que la religión católica fuera la única permitida, o la de que la mejor forma de gobierno para México era la monarquía, ya que consideraba a los europeos superiores para el manejo político de las instituciones.

En 1853, tras escribir y enviar un documento en el que proponía soluciones para las crisis del país al presidente Santa Anna, fue llamado por éste para que se hiciera cargo del ministerio de Relaciones, el que ocupó el 20 de abril. Desde ese cargo, Alamán restableció el ministerio de Fomento, Colonización, Industria y Comercio; impuso la utilización del Sistema Métrico Decimal, que ya era usado en casi todo el mundo. Además ordenó hacer una revisión de lo que se cobraba de aranceles o impuestos de productos que se introducían al país. Comenzó a redactar una ley de imprenta. Al hacer sus propuestas para estas cuestiones, se acercó más al liberalismo que al conservadurismo.

La muerte lo sorprendió el día 2 de junio de 1853, falleció como consecuencia de una neumonía en la Ciudad de México.

Mario Azuela | Francisco Zarco

Biografías de México
Historia

Zona de comentarios


Política de Privacidad Contacto